Un Mundo Digital para Todos


Las técnicas implantadas en el presente mundo digital han propiciado profundos cambios en diversos ámbitos de nuestra sociedad. La tecnología ha transformado:

  • Nuestra forma de comunicarnos.
  • Los canales de comunicación.
  • La forma de relacionarnos.
  • Nuestros entornos de trabajo.
  • Cómo aprender.
  • La forma de comprar.
  • El modo de vender.
  • Hasta la manera de disfrutar de nuestro tiempo libre.

Nuestro mundo cambia y continuará cambiando de forma radical hacia un mundo cada vez más digital.

Un Mundo Digital para Todos

En la actualidad, millones de personas disponemos de acceso ilimitado a Internet, de un sinnúmero de dispositivos como ordenadores, portátiles, tabletas, teléfonos, televisores inteligentes y diversas aplicaciones que nos brindan la posibilidad de estar comunicados de forma permanente. Esta posibilidad de comunicación nos permite obtener información instantánea de cuanto ocurre en nuestro mundo, interactuar con un número creciente de personas, aprender, enseñar, disponer de todo tipo de productos y servicios y de nuevas oportunidades de negocios, de trabajo y de relaciones. Todo esto, al alcance de la mano de forma instantánea en cualquier momento y lugar.

La Brecha en el Mundo Digital

La evolución tecnológica también ha creado una nueva forma de exclusión en ciertos sectores de la población que denominamos brecha digital. Los avances de la sociedad en materia tecnológica también generan que un importante número de personas queden rezagadas y no logren encajar en los nuevos modelos tecnológicos que la sociedad nos impone.

Hoy nos enfrentamos a una nueva forma de exclusión social que es capaz de ampliar el abismo que separa a las personas, las regiones y los países. Se denomina brecha digital .

Podemos determinar dos causas fundamentales que han generado esta situación. Por una parte, los problemas derivados de la posibilidad de acceso; por otra, los generados por la incapacidad de hacer uso de estas nuevas tecnologías.

Evolución de la Brecha Digital

El concepto de brecha digital ha sufrido modificaciones a través del tiempo, una evolución en sí misma. En un principio, se refería básicamente a los problemas de conectividad. Posteriormente se empezó a introducir la preocupación por el desarrollo de las capacidades y habilidades requeridas para utilizar las nuevas tecnologías desde la perspectiva de la capacitación y de la educación y, últimamente, se hace referencia al uso de los recursos integrados en la tecnología.

El concepto de brecha digital incorpora los siguientes enfoques:

  • Infraestructura. Se refiere a la posibilidad o a la dificultad de disponer de dispositivos conectados a Internet. En esto se incluye también la problemática de disponer de servidores y equipamiento de comunicación propios. En general, los países del sur continúan siendo dependientes del equipamiento de los países del norte.
  • Capacitación. Existe una gran diferencia relacionada con las habilidades y capacidades para utilizar adecuadamente la tecnología. En relación con este enfoque, podemos desarrollar el concepto de alfabetización digital relacionado con la disminución de la brecha digital.
  • Uso de los recursos. En los últimos tiempos se ha integrado en el concepto de brecha digital las posibilidades de utilizar la tecnología no solamente con el fin de acceder a la información como conocimiento, sino también para disfrutar de un nuevo modo de educación, para el aprovechamiento al máximo de las nuevas oportunidades profesionales, el desarrollo de los negocios, la atención médica en línea, el teletrabajo o el disfrute de nuevas formas de entretenimiento y ocio.

Disminuir la Brecha Digital

Es deseable lograr alcanzar una sociedad donde la inclusión de los individuos en la generación de conocimiento sea total.

No podemos dudar, y menos ignorar, que la brecha digital es una realidad en toda regla. Para poder solucionar el problema social que ésta genera, debemos centrarnos primero en determinar los factores que la explican para luego plantear y emprender acciones con la finalidad de reducir esta diferencia digital.

En este sentido, existen recomendaciones que algunas administraciones públicas y ciertas instituciones, muchas de ellas del tercer sector, están poniendo en marcha.

Estas iniciativas se pueden dividir en tres bloques:

  • Alfabetización digital. Es básico que las personas aprendan a utilizar adecuadamente estas tecnologías. Gracias a ellas, podemos acceder a servicios públicos, a una formación que nos facilita el acceso al mercado laboral, a redes sociales que nos permiten el aprovechamiento del capital humano del que se dispone y que fomenten un mayor capital social y nuevas oportunidades.
  • Mejorar el aprovechamiento de los nuevos mecanismos de acceso a Internet. Puede resultar costoso llevar los avances tecnológicos como la banda ancha por fibra óptica a todos los rincones de un territorio, pero también se puede promover la tecnología de acceso a Internet a través de dispositivos móviles con tecnología 4G. Conviene fomentar el uso de estos nuevos mecanismos que, además, están experimentando una disminución constante de costes; para que se conviertan en un instrumento para lograr la inclusión social plena.
  • Ofrecer contenidos en Internet que faciliten de forma cómoda, flexible y rápida información, formación y apoyo a aquellos colectivos que actualmente se encuentran en situación de riesgo de exclusión social y que solo acceden esporádicamente a Internet.Un Mundo Digital para Todos

Fuente: AprenderCompartiendo


Si estás interesado en formar parte de este mundo digital y disfrutar de sus oportunidades y beneficios o quieres colaborar para que sea una realidad un Mundo Digital para Todos, puedes contactarnos y estaremos encantados de colaborar contigo.

     Pulsa para contactar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando estará aceptando su uso y nuestra política de cookies. Pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies