Dominio de Internet, características, registro y alojamiento

Un dominio de Internet es un nombre único que identifica a un sitio Web. Por ejemplo acdesdigital.org, que es el dominio de nuestra página Web. No está permitida la duplicidad. Un solo servidor Web puede alojar múltiples páginas Web de múltiples dominios. Un dominio sólo puede apuntar a un único servidor Web.

Dominio de Internet, características, registro y alojamiento

Como Internet se basa en direcciones IP, y no en nombres de dominio, cada servidor Web requiere de un Servidor de Nombres de Dominio más conocido como DNS por sus siglas en inglés, para traducir los nombres de los dominios a direcciones IP. Cada dominio tiene un servidor de nombre de dominio primario y otro secundario.

Dominio de Internet, características, registro y alojamiento

Características de un Dominio de Internet

Un dominio se compone principalmente de dos partes, un nombre y una extensión. En nuestro caso, acdesdigital.org, el nombre del dominio es acdesdigital y la extensión del dominio es .org.

Algunos de los tipos de extensiones más comunes son .com, .gob, .net, .edu y .org, que se refieren a comercial, gobierno, network, educación, y organización. Esta última, originalmente se utilizaba para instituciones sin ánimo de lucro, aunque ahora cualquier persona, institución o empresa puede registrar un dominio .org.

Dominio de Internet, características, registro y alojamiento

Recientemente ICANN, Corporación de Internet para la Asignación de Nombres y Números de Dominios (Internet Corporation for Assigned Names and Numbers), ha permitido el registro de nuevas extensiones de dominio por actividades. Nos encontraremos con más de 1.400 nuevas extensiones de lo más variadas como .futbol, .viajes, .web, .tienda, .hotel, .club, .online, .news, .shop, .rocks, etc.

Registrar un Dominio de Internet

Para registrar nuestro nuevo dominio en Internet, basta con acceder a la página Web de un registrador de dominios acreditado. Un registrador de dominios es una empresa que asigna dominios de Internet. Los registradores permiten que una persona, empresa o institución puedan, mediante el pago de una cuota anual, disponer de un dominio de Internet. Generalmente son empresas que también nos brindan servicios de alojamiento para nuestros dominios.

Utilizaremos el buscador de dominios de la página del registrador de dominios para elegir un nombre de dominio que ayude a nuestros visitantes a encontrarnos en la red y seleccionamos una extensión de dominio adecuada en función de la temática, localización u objetivo de nuestra actividad. Comprobaremos si el nombre de dominio está disponible. Si ya está registrado no podremos utilizarlo, por lo que deberemos intentarlo de nuevo con otro nombre de dominio o cambiar la extensión de dominio elegida.

Dominio de Internet, características, registro y alojamiento

En el caso de que la convinación del nombre de dominio y la extensión elegidas no haya sido registrada anteriormente, podremos registrarlo, previo pago de un alquiler anual que nos garantizará disponer de él durante el plazo abonado. En algunos casos es posible abonar períodos mayores de un año.

Una empresa de registro de dominios ha de estar acreditada por ICANN para poder realizar el registro de dominios o formar parte de una cadena de distribución. ICANN es el organismo que controla los 13 servidores raíz existentes en Internet, y por tanto tiene el control de todo el sistema de nombres de dominio.

Renovación de un Dominio de Internet

Es importante no olvidar renovar nuestro dominio al finalizar cada uno de los períodos abonados. En caso contrario, corremos el riesgo de perder la posibilidad de utilizarlo. Por lo general la empresa que se encargue de nuestro registro nos recordará el próximo vencimiento. Es aconsejable, además, realizar la renovación con antelación.

También es posible cambiar de registradora antes del vencimiento.

Alojamiento Web

El alojamiento Web, es un servicio que proveen determinadas empresas a los usuarios de Internet para poder almacenar información, imágenes, vídeo, o cualquier contenido accesible vía Internet. Generalmente el servicio de alojamiento, también llamado hosting, incluye además un determinado número de cuentas de correos asociadas al dominio alojado.

Al realizar el registro de un dominio de Internet, tenemos las siguientes alternativas:

Contratar a la misma empresa el alojamiento del dominio con lo que es posible que se nos apliquen mejoras en los importes del registro y el alojamiento.

Contratar un alojamiento de pago o gratuito a un tercero y hacer que el dominio sea direccionado a la dirección IP del servidor donde está alojada nuestra página Web.

Instalar un servidor Web propio y añadir un registro en un servidor DNS que traduzca el nombre de dominio a la dirección IP de nuestro servidor.

Dominio de Internet, características, registro y alojamiento

La mayoría de registradores ofrecen también, el servicio de alojamiento DNS, es decir, que proporcionan servidores DNS propios para poder realizar la resolución del nombre de dominio a la dirección IP. De esta forma no es necesario instalar un programa servidor DNS en un ordenador externo.

Renovación del servicio de alojamiento Web

Los contratos de servicios de alojamientos Web tiene generalmente una vigencia de un año. Debemos renovar este servicio a su vencimiento o trasladar el contenido a un nuevo alojamiento para no perder nuestra información, imágenes o vídeos.   

Es posible cambiar nuestro servicio de alojamiento Web. Existe la alternativa de contratar un nuevo servicio de alojamiento Web, en cualquier momento, en una empresa distinta de la contratada previamente y traspasar el contenido alojado al nuevo alojamiento.

En general, las empresas de alojamiento; nos brindan soluciones modulares que permiten cambiar las características del servicio de alojamiento contratado en el acto. En el caso de necesitar un aumento de recursos como un mayor espacio de almacenamiento, incrementar el volumen de tráfico o un número superior de cuentas de correo, es posible modificar las condiciones particulares de contratación, previo pago por las diferencias de servicio.


¿Tienes registrado algún dominio de Internet? ¿Consideras el proceso de registración de dominios complicado? ¿Qué opinas de las nuevas extensiones de dominio que podemos utilizar? ¿Respecto al alojamiento, consideras que hay suficiente información o todavía es un tema solo al alcance de expertos? ¿Utilizas una extensión de dominio genérica como son las .com, .net o .org o eres partidario de utilizar las relativas a la situación geográfica o actividad?
Esperamos tus comentarios del artículo. Si te ha parecido interesante el contenido, sería genial que lo compartieras en tus redes sociales. Si estás interesado en formar parte del mundo digital y disfrutar de sus oportunidades y beneficios, puedes contactarnos y estaremos encantados de colaborar contigo. Muchas gracias.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando estará aceptando su uso y nuestra política de cookies. Pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies