Identidad Social ¿Cómo se protege con seguridad?

Nuestra identidad social se torna vulnerable en los medios sociales. Las redes sociales nos permiten comunicarnos con otras personas y compartir nuestras opiniones, gustos, fotografías o actividades; nos permiten ampliar nuestras relaciones personales o profesionales y compartir aficiones. Se convierten así en un gran almacén de información personal. Es fundamental considerar algunos consejos y tener en cuenta los posibles riesgos sobre nuestra identidad social.

Identidad Social ¿Cómo se protege con seguridad?

Para proteger nuestra identidad social es aconsejable:

  • Utilizar contraseñas seguras.
  • Cuidar el contenido que publicamos.
  • Analizar con detalle los permisos de las aplicaciones que descargamos.
  • Configurar correctamente la privacidad de las aplicaciones.
  • Extremar el cuidado al utilizar un ordenador compartido.
  • Utilizar lo menos posible servicios WiFi abiertos.
  • Utilizar antivirus reconocidos y actualizarlos de forma periódica.
  • No aceptar solicitudes de amistad de desconocidos.
  • Controlar el uso que hacen los menores de los ordenadores y demás dispositivos digitales.

Evitar el robo y la suplantación de la Identidad Social

En las redes sociales compartimos información personal como fotografías, datos de ubicación, gustos, actividades … y toda esta información es sensible por lo que resulta un campo interesante para personas malintencionadas y se pueden llegar a producir situaciones como son el robo o la suplantación de identidad:

  • Robo de identidad: se produce cuando alguien ha tomado el control de una cuenta de la que somos los titulares y se hace pasar por nosotros publicando o enviando mensajes en nuestro nombre. Para que se produzca esta situación, el acceso se debe realizar con nuestra contraseña, por lo que es importante utilizar contraseñas robustas y no divulgarlas.
  • Suplantación de identidad: puede darse cuando otra persona crea un perfil con nuestros datos y fotografías para que la gente piense que somos nosotros y de esta forma suplantarnos.

Tanto en un caso como en otro, el delincuente puede estar utilizando nuestra imagen y nuestros datos para realizar algún tipo de acción delictiva.

Para evitar estos y otros problemas, debemos tener gran cuidado con los entornos que no son seguros fundamentalmente al utilizar equipos compartidos o públicos, o redes WiFi abiertas no fiables.

Lo más prudente y recomendable es no realizar ningún acceso a nuestras cuentas desde sitios no controlados. En caso de que no tengamos otra alternativa, es importante comprobar el cierre de sesión al terminar, no permitir recordar las contraseñas y, en lo posible, limpiar todo rastro de nuestra actividad con alguna aplicación de nuestra confianza.

¿Cómo aumentar la seguridad de la Identidad Social?

En caso de detectar alguna situación como el robo o la suplantación de identidad, debemos denunciar al centro de seguridad de la red social cualquier sospecha que tengamos, tanto si somos nosotros las víctimas como si creemos que lo pueda ser otra persona.

En la siguiente infografía, 10 consejos para proteger nuestra identidad social. Vía

Identidad Social ¿Cómo se protege con seguridad?

Fuente: AprenderCompartiendo


¿Conoces algún caso de robo o suplantación de identidad? ¿Qué acciones realizas para proteger tu Identidad Social? ¿Consideras que existe riesgo de vulnerabilidad si no utilizamos contraseñas seguras en nuestras cuentas personales?
Esperamos tus comentarios del artículo. Si te ha parecido interesante el contenido, sería genial que lo compartieras en tus redes sociales. Aquí puedes contactar con nosotros. Muchas gracias.

     Pulsa para contactar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando estará aceptando su uso y nuestra política de cookies. Pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies