Pagar las compras por Internet con seguridad

A lo largo de los últimos años, nuestros hábitos de compra han experimentado un gran cambio. Cada vez más personas se decantan por la compra online (a través de Internet), debido fundamentalmente a que se ha reducido la percepción de riesgo que entrañaba. Y esto se debe, fundamentalmente, a una mayor profesionalización de los comercios que han decidido dar el paso a la venta digital y a la aparición de formas de pago mucho más seguras.

Pagar las compras por Internet con seguridad

Métodos de pago tradicionales

En primer lugar, tenemos los métodos de pago más conocidos y utilizados, que se caracterizan por el hecho de que transmitimos nuestros datos directamente a nuestro banco, sin ningún tipo de intermediario. Ofrecen un alto nivel de seguridad porque el pago se realiza después de confirmar el pedido:

1. Pago contra reembolso. Este método de pago se popularizó por las ventas a distancia a través de catálogo o por teléfono. En este caso, el cliente paga su compra en el momento en el que la recibe en su domicilio, abonándosela al personal de la empresa de mensajería.

Su principal ventaja consiste en que el cliente no asume ningún tipo de riesgo, dado que tiene la oportunidad de revisar la mercancía en el momento de su recepción, aparte de que no tiene que comunicar ningún tipo de información financiera.

Desde el punto de vista del comerciante, tiene dos inconvenientes:

  • La compañía de transporte suele cobrarle una comisión del 5%, lo que conlleva un coste adicional.
  • Existe un mayor volumen de devoluciones, por lo que cada vez es menos atractivo para el vendedor.

2. Pago por transferencia bancaria. En este caso, el comprador debe realizar una transferencia o ingreso en la cuenta corriente que le facilite el comercio electrónico, no tramitándose el pedido hasta que éste no verifique el pago recibido

Su principal ventaja, tanto como para comprador como para el vendedor, es la ausencia de comisiones bancarias (excepto la que pueda cobrar el banco emisor de la transferencia).

Sin embargo, el principal inconveniente es su lentitud.

Actualmente no se recomienda efectuar ninguna compra en tiendas en las que la única forma de pago aceptada sea la transferencia bancaria. Podríamos encontrarnos ante la posibilidad de sufrir una “ciberestafa”.

3Pago con tarjeta de débito o crédito (TPV Virtual). El TPV (Terminal de Punto de Venta) Virtual es un servicio de comercio electrónico ofrecido por casi todas las entidades bancarias. En este método de pago, en el momento en que se está tramitando el pedido por Internet, el comprador accede a una página web de pago de un determinado banco (conocida como pasarela de pago) en la que aquél abona su compra introduciendo los datos de su tarjeta de crédito o débito.

Actualmente, es el más utilizado por su inmediatez y facilidad, pudiéndose tramitar el pedido automáticamente una vez finalizado el proceso. Además, está libre de comisiones para el comprador.

Pagar las compras por Internet con seguridad

Nuevos métodos de pago

1. PayPal. Es una de las opciones de pago online más utilizadas. Para poder acceder a ella, es necesario que tanto vendedor como comprador creen una cuenta en la plataforma, vinculando una o varias cuentas bancarias o tarjetas de débito o crédito. Una vez verificados estos datos financieros, ya pueden realizar sus pagos y recibir los cobros de las transacciones que realicen.

Las ventajas que presenta son fundamentalmente dos: la facilidad de uso y el alto nivel de seguridad, facilitándoles un sistema de protección en casos de conflicto. No obstante, el vendedor deberá pagar una comisión por la operación.

2. Apple Pay. Es una de las últimas y más innovadoras plataformas de pago que han llegado a nuestro país. Inicialmente, fue presentada en 2014, quedando su uso restringido a Estados Unidos, Reino Unido y Canadá. Posteriormente, ha ido llegando a otros mercados, aterrizando definitivamente en España a finales de 2016.

La principal novedad consiste en el pago contactless. Basta con acercar un Apple Watch o un IPhone al TPV con el dedo situado sobre el Touch ID (sensor de huellas) para verificar la identidad.

También se puede utilizar para pagar las compras realizadas por Internet, siempre que la página sea compatible con este método de pago.

La principal ventaja es su sencillez e inmediatez. En pocos segundos la transacción queda completada.

El mayor inconveniente es que sólo es compatible con los productos de Apple (IPhone, Apple Watch). Además, sólo pueden utilizarse las tarjetas de crédito del Banco Santander, Carrefour y American Express.

Pagar las compras por Internet con seguridad

3. Android Pay. Este servicio fue presentado por Google en 2015, aunque no ha llegado a nuestro país hasta el pasado mes de julio.

Pagar con Android Pay es también, al igual que Apple Pay, un método de pago contactless. Sólo hay que encender la pantalla del dispositivo y acercarlo al terminal (TPV). No es necesario abrir la aplicación, puesto que se abrirá sola al detectar que vamos a pagar.

Esta plataforma está disponible en todos los dispositivos Android compatibles con NFC y que estén actualizados a Android 4.4 KitKat o superior. Se podrá utilizar un móvil, una Tablet o un reloj con Android Wear.

Este método de pago también tiene como ventajas la sencillez e inmediatez.

El inconveniente más importante es que sólo es compatible con dispositivos Android, aparte de que las únicas tarjetas bancarias admitidas hasta el momento son las del BBVA.

Pagar las compras por Internet con seguridad

Recomendaciones de seguridad

Cuando se vaya a realizar una compra por Internet, deben tomarse unas medidas de seguridad mínimas para evitar que unos datos tan delicados como los bancarios puedan caer en manos “ajenas”:

  1. No conectarse nunca a una red WIFI “gratuita” para llevar a cabo cualquier operación. En todo caso, si fuera necesario, debemos comprobar si estamos ante una conexión cifrada o no. La forma más sencilla de saberlo es comprobar en la barra de direcciones del navegador que la dirección comienza con https:// y no con http://.
  2. Averiguar con quien estamos tratando, verificando los datos de contacto, asegurándonos de poder hacer preguntas y resolver problemas.
  3. Si cuando se navega, repentinamente nos solicitan nuestros datos financieros on-line o vía correo electrónico, no contestar ni hacer clic en ningún enlace.
  4. Hay que leer con mucha atención la descripción y estado del producto.
  5. Hay que tener muy claro el coste final. Algunas tiendas incluyen en el precio los costes de envío o de tramitación, y otras lo agregan al final cuando se va a realizar la compra.
  6. Desconfiar de los sitios donde las únicas formas de pago sean el envío de efectivo o la transferencia bancaria.
  7. Comprobar la política de devoluciones, cancelaciones de compras, fechas y formas de entrega de nuestro producto.
  8. Muchos sitios facilitan al cliente un número de seguimiento del envío, para que en todo momento pueda conocer cuándo va a recibir su pedido.
  9. Siempre que sea posible, se recomienda utilizar Paypal, tarjetas de débito o crédito, Apple Pay o Android Pay.

¿Qué opinas de los pagos por Internet? ¿Crees que es seguro pagar por Internet? ¿Cual de ellos sueles utilizar?  ¿Echas en falta alguno?
Esperamos tus comentarios del artículo. Si te ha parecido interesante el contenido, sería genial que lo compartieras en tus redes sociales. Si estás interesado en formar parte del mundo digital y disfrutar de sus oportunidades y beneficios, puedes contactarnos  y estaremos encantados de colaborar contigo. Muchas gracias.

10 Comments

  1. Responder

    ¡Buen artículo! De verdad, he estado leyendo tu blog y creo que compartes un buen contenido de calidad. Me sorprende que no tengas más comentarios, buen trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando estará aceptando su uso y nuestra política de cookies. Pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies